Si es Tu Voluntad

El mayor obstáculo para recibir de Dios entre muchos de los cristianos es la cuestión de la voluntad de Dios. Trágicamente, multitudes innumerables han muerto en su enfermedad porque no estaban seguros de la voluntad de Dios de sanar. Sin embargo, muchos otros no han recibido la respuesta a sus oraciones debido a la falta de enseñanza bíblica en esta área. Para comenzar desde el principio, consideremos las palabras de Jesús registradas en Mateo. ~ “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis” (Mateo 21.22). El elemento fundamental para la oración es la fe. La Biblia contiene muchos tipos distintos de oración, y la fe es el elemento indispensable en todos ellos. El punto que debe entenderse claramente es que la fe y la voluntad de Dios son inseparables. Uno no puede tener fe en Dios sin conocer primero la voluntad de Dios más de lo que alguien podría tener fe sin conocer la palabra de Dios. Dios ha revelado su voluntad1 en su palabra, y ha declarado que solo hay una fuente de fe — la palabra escrita de Dios. ~ “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10.17).

Veneno letal oculto

Ambos elementos, la fe y la voluntad de Dios, son productos de la palabra de Dios. El hecho es que la fe ES conocer la voluntad de Dios con respecto a una situación específica, y es imposible tener fe en Dios hasta que Su voluntad sea claramente conocida. La tradición religiosa ha enseñado a las personas a agregar la frase ‘… si es por su voluntad (la voluntad de Dios)’ a sus oraciones. Aquí tenemos un excelente ejemplo de lo que Jesús quiso decir cuando dijo que la tradición religiosa es el veneno que el enemigo usa para paralizar la fe y destruir las vidas de los hijos de Dios. ~ “Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes” (Marcos 7.9,8). Para el individuo que no está familiarizado con la palabra de Dios, puede sonar aceptable agregar la frase — “… si es Tu voluntad” — a sus oraciones, sin saber que esta idea aparentemente inocente es el veneno letal cuidadosamente escondido del enemigo que está destruyendo su fe y prohibiéndoles de recibir de Dios.

Cuestionando la voluntad de Dios

La frase ~ ‘… según tu voluntad’ ~ solo se usa en la oración en la Biblia CUANDO LA VOLUNTAD DE DIOS SE CONOCE SENCILLAMENTE. Jesus dijo, ~  “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra” (Mateo 6.10). Cuando alguien intenta orar la oración de fe y agrega … Si es Tu voluntad,” cancela efectivamente toda su fe, porque no conoce la voluntad de Dios, por lo que no puede tener fe en Dios por algo que no sabe es la voluntad de Dios. Por ejemplo, imagine a alguien intentando orar con fe para sanidad. Si él dice … “Padre, creo que Jesús llevó mis enfermedades y mis pecados en la cruz; por lo tanto, te agradezco por fe que estoy sano, SI ES TU VOLUNTAD ?? … .” — Esta persona ya ha destruido su fe al cuestionar la voluntad de Dios para sanarlo. La frase ~ ‘… si es tu voluntad’ ~ nunca se usa en la oración en la Biblia.

Obtenga respuesta a sus oraciones

Al contemplar el sufrimiento de la cruz, Jesús dijo algo que puede sonar similar, pero que era totalmente diferente de la forma en que las personas usan esta frase hoy. En la cruz, Jesús dijo ~ “Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad” (Mateo 26.42). La diferencia obvia entre la oración de Jesús y la oración del incrédulo religioso es que Jesús fue precisamente consciente de la voluntad del Padre, no sin darse cuenta. Jesús tenía una clara y exacta comprensión de la voluntad del Padre, y fue precisamente por su conocimiento de la voluntad de Dios que hizo esta oración. El diablo usa tácticas sutiles para destruir al pueblo de Dios. Jesús pudo orar ~ “Hágase tu voluntad”, precisamente porque sabía exactamente cuál era la voluntad de Dios, no porque no, como la multitud religiosa e infiel, que no invierte el tiempo necesario para descubrir la voluntad de Dios. Dios como se revela en la Biblia antes de orar. Es hora de que respondan tus oraciones. Deja de perder tu tiempo usando repeticiones religiosas que solo destruyen tu fe. Comience a construir sus oraciones sobre la fe en la voluntad de Dios comenzando, como Jesús dijo, con la palabra de Dios, y experimente cuánto mejor es la vida con sus oraciones respondidas.

Juan 15.7

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

Notas

1. Romanos 2.18

© L. Jonathan Blais 2022 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de La Santa Biblia Reina Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina 1960. Usado con permiso.

para obtener más recursos, visite www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Haga un click aquí

2 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.