Regreso al Edén

Todo vuelve a los dos árboles en el Jardín del Edén. Toda la Biblia y todas las obras de Dios nos transportan de regreso al Edén y nos permiten a cada uno de nosotros elegir por nosotros mismos lo que Adán y Eva rechazaron — participar del Árbol de la Vida o del Árbol de la Muerte. ~ El árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal” (Génesis 2.9). El pecado ya había contaminado el cielo cuando Lucifer cometió el pecado original, y un tercio de los ángeles con él. Para tratar el problema del pecado, era necesario que cada persona rechazara el pecado y superara sus tentaciones. Así, el Árbol del conocimiento de la muerte fue colocado en el Edén. ~ Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apocalipsis 2.9).

La clave

Los dos árboles corresponden a Dios y Satanás. La cuestión del pecado debe estar resuelta eternamente, que requiere que cada hombre decida a cuál de los dos árboles le corresponde, al árbol de la vida eterna o al árbol de la muerte eterna. Se pasa demasiado tiempo enfocados en el Árbol de la Muerte e ignorando el Árbol de la Vida, que es, con mucho, el más importante. Es el Árbol de la Vida que abre la puerta de regreso a Dios, la vida eterna, y todas las bendiciones del cielo. El poder de la muerte es el ‘conocimiento del mal,’ y el poder de la vida eterna es el ‘conocimiento del bien’ que ~ “ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres” (2Timoteo 1.10, Juan 1.4). La llave que abre la puerta de regreso al jardín paraíso es la realidad de ‘unidad’ de Dios que simboliza el árbol de vida. El poder y la brillantez de Dios descansa en la unidad de la divinidad, el todo glorioso Dios tres-en-uno.

Unidad con Dios

El árbol de la vida lleva al hombre a la vida eterna, que es la unidad con Dios. Jesús es la ‘Vid Verdadera,’ el Árbol de la Vida (de Eden), por el cual somos hechos ‘uno’ con la Trinidad, los Santos Ángeles, los santos glorificados y el resto de la creación. Por Jesús, la palabra ungida (viva), entramos y permanecemos EN la Trinidad divina, el verdadero Árbol de la Vida. Cristo dijo ~ “Yo soy la vid verdadera…Permaneced en mí, y yo en vosotros…Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho” (Juan 15.1,4,7). La clave para entender a Dios y a toda la Biblia es la naturaleza única de Dios, la Trinidad divina. 183 veces en el Nuevo Testamento, el término ‘en Cristo’ o ‘en Él’ o ‘en su cuerpo (etc.) aparece en el Nuevo Testamento. Todos estos términos se refieren a la reconciliación del hombre en una completa estado de ‘unidad’ con el Padre y el Hijo a través del Espíritu Santo, quien da vida a nuestro espíritu humano, convirtiéndonos en un solo espíritu con Dios de nuevo. ~ “Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él” (1Corintios 6.17). Nos convertimos en ‘nacidos’ de Dios, participantes de su naturaleza divina (Espíritu). ~ “Mediante el conocimiento de aquel…llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina” (2Pedro 1.3-4).

Escuchando la Palabra Ungida

Entonces, ¿cómo entra y permanece el creyente en este bendito estado de ‘unidad’ con Dios? Jesús nos da la respuesta a esa pregunta. Él revela que es por la Palabra ungida de Dios que uno regresa al Edén y participa del árbol de la vida. Jesús es ‘el Camino.’ Jesús dijo ~ “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14.6). Su nombre es ‘Cristo’ (griego), que significa ‘ungido’ por el Espíritu de Dios. Jesús es la Palabra Ungida,1 que es el Camino y la Verdad que conducen al Árbol oculto de la Vida eterna en el Jardín. Observe, él dijo ~ “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas” Lucas 4.18). Todos los días, los sacerdotes judíos predicaban del mismo texto que Jesús. Predicaron lo que la Biblia llama la ‘letra muerta’ de la palabra de Dios al mismo tiempo que Jesús estaba predicando la palabra de Dios ungida y vivificante. Los que escucharon la palabra predicada sin la unción murieron espiritualmente, mientras que los que escucharon la predicación de la palabra ungida por Jesús fueron sanados y recibieron vida eterna.

Elige el árbol de la vida La Biblia dice que la firma de Dios sobre sus ministros es la palabra ungida ~ “Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida” (Juan 3.34). El árbol de la vida en el Edén es el árbol del Espíritu de la vida, la palabra ungida, la vid verdadera. El apóstol Pedro en el libro de los Hechos demuestra cómo a través de la palabra ungida, el hijo de Dios se convierte en ‘Uno’ con el Espíritu y participa del Árbol de la Vida en esta era actual. Observe cómo se ministra el Espíritu de Dios que da vida a través de la palabra ungida de Dios a medida que se predica. ~ “Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio” (Hechos 11.15). No dejes que la muerte espiritual por el pecado de Adán gobierne tu vida ni un minuto más. Comience ahora a participar del Árbol de la Vida, Jesucristo, entregándose diariamente a la Palabra ungida.

1Juan 3.24

Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

Notas
1. Juan 1.14
2. Juan 15.1

para obtener más recursos, visite www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Si le gusta lo que lee, tómese un momento y ayúdenos a llevar la palabra de Dios que cambia la vida a más personas. No hay contribución demasiado pequeña, ¡muchas gracias!

haga un click en la imagen

Conviértase en suscriptor y obtenga los siguientes beneficios, así como otras ventajas:

  • Notificación por correo electrónico de todos los blogs publicados
  • 1 podcast al mes
  • Acceso a una colección exclusiva de 40 blogs publicados
  • Acceso a todos los blogs de pago exclusivos para suscriptores

¡Por qué no compartir este artículo con un amigo!

© L. Jonathan Blais 2022 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de La Santa Biblia Reina Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina 1960. Usado con permiso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.