El trueno es el resultado de un rayo y es la insignia del poder divino de Dios. Es en el lugar secreto del trueno donde los hombres pueden desatar el poder de Dios, que a menudo es la única manera de hacer cambios monumentales en la vida cuando se necesitan. Se le llama un lugar “secreto” del trueno porque es un completo misterio para la mayoría de las personas y la entrada solo se otorga a una persona a la vez a los pocos que han encontrado la entrada escondida. Este lugar del que nadie más es consciente es un lugar de encuentro privado con Dios al que ninguna otra persona puede acceder, un lugar donde el poder de Dios se desata por la comunión íntima con Él. Dos de los discípulos de Jesús se volvieron tan poderosos al habitar este lugar espiritual que Cristo mismo los llamó ‘Los Hijos del Trueno’. ~ “A Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno” (Marcos 3.17). Si nada menos que el poder de Dios es lo que se necesita para remediar su situación y lograr los cambios que se necesitan en su vida, ¡este mensaje especial es para usted!

Leave a Reply

Your email address will not be published.