Rompiendo la Depresión

Jesús dijo ~‘No se turbe vuestro corazón’, hoy veremos cómo vivir libres de depresión. La depresión se ha convertido en el flagelo de nuestra sociedad moderna, donde la gente es diariamente forzada a confrontar depravación y traición moral, desintegración familiar, mientras están siendo bombardeados con un desorden social materialista e inhumano conducido por el mercado libre del capitalismo. Vivimos en un mundo insensible de ‘perro come perro’, y cuando llega la hora de la verdad, pasa factura en la forma de una miríada de trastornos psicológicos y emocionales, derivados de una ansiedad profundamente arraigada y, como Cristo lo llamó, ‘corazón quebrantado’. El hombre fue creado a la imagen1 de Dios, y dios es amor. El hombre no fue creado para vivir en un mundo de egoísmo, odio, confusión y decepción. La Biblia no está muda en este tema. De hecho, Jesús incluyo la sanidad a los quebrantados de corazón y la libertad a los cautivos como dos de Sus cinco metas capitales de su ministerio. En su primer mensaje en su ciudad natal de Nazaret, Jesús predico un corto mensaje en los inicios de su ministerio, el cual muchos consideraron como la “Declaración de su Misión.”

Sanación del alma y el espíritu

Jesús dijo, “El Espíritu del Señor esta sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres, me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón a proclamar libertad a los cautivos y recuperar la vista a los ciegos, a liberar a aquellos que están oprimidos” (Lucas 4.18). La palabra “opresión” aquí debe ser entendida como un sinónimo del término moderno “depresión”. De hecho, actualmente sería correcto decir que una persona deprimida está siendo “oprimida.” La ciencia moderna no puede tocar el problema real con terapias (drogas) psicológicas o psiquiátricas porque el problema está enraizado en la condición interna del espíritu y el alma humana. Curar la depresión pudiera ser certeramente llamado “La curación del espíritu y el alma del hombre”, lo cual sólo Cristo, El Maestro Sanador puede hacer. Echemos un vistazo a lo que el Rey Salomón tenía que decir de esto: “La congoja en el corazón del hombre lo abate, más la buena palabra lo alegra” (Proverbios 12.25).

La libertad de la verdad

La ansiedad no es nada menos que un corazón roto o un espíritu herido para ser un poco más precisos. Hasta la Segunda Venida de Cristo y el rapto, estamos forzados a vivir en este planeta, al cual Satanás tiene acceso. No obstante, las buenas nuevas son que Cristo vino a “…. Sanar a los quebrantados, proclamar libertad a los cautivos y recuperar la vista a los ciegos, para liberar a aquellos que están oprimidos [ deprimidos] (Lucas 4.18) A esto es a lo que Jesús se refirió cuando dijo: “Estas cosas que les he hablado, para que en Mi tengan paz.  En el mundo tendrán aflicción, pero (sean felices), Yo he vencido al mundo” (Juan 16.33).  El Capitán de nuestra salvación, Jesucristo dijo, “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8.32) Hay un protocolo muy simple, el cual cuando es entendido y practicado correctamente, cualquier persona puede vivir libre del tormento de la depresión.

Transformación

Depresión, ansiedad, estrés, preocupación, etc.; todos son producto del temor y la desesperanza. Para ser totalmente precisos, la depresión es un estado mental y emocional de “desesperanza”.  La definición bíblica de un ser humano es “espíritu, alma y cuerpo” (1Tessaloniences 5.23) Cuando el alma y el espíritu humanos son sujetos a la presión constante de temor, preocupación y pensamientos negativos por un largo período de tiempo, el espíritu y el alma humana sufren daño y “enfermedad” conocida como depresión. Todo deriva acerca, lo que tu decidas “saber” o pensar.  Jesús dijo que debes “SABER la verdad, y la verdad (correcto conocimiento, o correcto pensamiento) te hará libre” de depresión (Juan 8.32) El Espíritu Santo dice que somos” transformados en la naturaleza divina, la naturaleza de Dios, quien nunca está deprimido, simplemente entrenando nuestras mentes a pensar en la verdad. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta (Romanos 12.2)

Piensa en la verdad

De acuerdo con esta escritura, y muchos otros versículos, en lo que tú le permites a tu mente ocuparse tiene el poder para liberarte o ponerte en las ataduras de la depresión. En términos muy simples, la ansiedad y el corazón angustiado no es otra cosa que el producto del “pensamiento equivocado” de lo que tú has determinado que ocupará tu mente. Tan pronto como tu entiendas que tú tienes el poder y responsabilidad de “pensar” en la verdad de Dios y bloquear las mentiras del diablo de tu mente, serás libre de depresión. La depresión no es otra cosa que la reacción emocional/espiritual a los pensamientos en los que has decidido entretenerte toda la semana pasada. Esta es una de las razones por la cual la mitad de la población mundial son cristianos-  hay beneficios inapreciables que acompañan a una vida de amor y fe. La depresión es tortura. “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor lleva en si tormento [depresión]. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor” (1Juan 4.18). Meditar en las mentiras de Satanás te enfermará, mientras que, al mismo tiempo, pensar en la verdad del amor de Dios a través de nuestro Señor Jesucristo [La Biblia] te sanará espíritu, alma y cuerpo.

Isaías 54.14

Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión [depresión], porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti.

Notas

1. Génesis 1.26, 1 Juan. 4.8)

© L. Jonathan Blais 2022 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de La Santa Biblia Reina Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina 1960. Usado con permiso.

para obtener más recursos, visite www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Si le gusta lo que lee, favor de tomar un momento y ayúdenos a llevar la palabra de Dios que cambia la vida a más personas. No hay contribución demasiado pequeña, muchas gracias!

Haga un click aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published.