El evangelio de las falsas nuevas

Hace dos mil años el Apóstol Pablo advirtió sobre el peligro de las noticias falsas. Dijo ~ “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo” (Gálatas 1.6,7). Por supuesto, no existe tal cosa como ‘otro evangelio.’ Con un toque de sarcasmo, el Apóstol estaba declarando cómo toda la iglesia había sido engañada por un evangelio falso, una falsificación hecha por el hombre del verdadero mensaje del Evangelio, que había sumido a toda la congregación en la apostasía de Dios. La palabra ‘evangelio’ en la Biblia proviene de la palabra griega “euangelion” y significa ‘buenas noticias.’ El problema de las falsas nuevas no es nada nuevo. Ha estado plagando a la Iglesia durante los últimos 2000 años.

La era del evangelio de las falsas nuevas

A medida que el final de la era se acerca cada vez más con el amanecer de cada nuevo día, la Biblia dice que aparecerá una miríada de predicadores vendiendo un evangelio de noticias falsas, que carece de Dios y del poder del verdadero mensaje del Evangelio de Jesucristo. ~ “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2Timoteo 4.3,4). El evangelio del Reino de los Cielos ha sido falsificado por el enemigo porque el diablo sabe que es el conocimiento preciso y no adulterado de la verdad lo que libera a las personas1 del dominio del reino de las tinieblas. El apóstol Pablo escribió ~ “El evangelio… es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree” (Romanos 1.16). A medida que el milenio se acerca a su fin, más que nunca antes, los cristianos deben ser conscientes de los intentos desesperados del enemigo por falsificar el verdadero mensaje del Evangelio de Jesucristo.

Cómo identificar el verdadero evangelio

El diablo es un maestro del engaño, pero ni siquiera Él puede engañar a los que son guiados por el Espíritu. ~ “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. Mas vosotros mirad; os lo he dicho todo antes” (Marcos 13.22,23). La primera señal de un evangelio falso es que está dirigido a la cabeza, no al corazón (espíritu). Cualquiera que haya leído alguna vez algo de la Biblia nota inmediatamente que las palabras, aunque a veces son difíciles de entender y no están retóricamente de moda, tienen un impacto directo e incuestionable en el espíritu del individuo, y comienzan de inmediato a emprender una profunda transformación espiritual de su vida. Dios hace todas las cosas a través de Su palabra, incluso el nuevo nacimiento (espiritual) es producto de nada más que escuchar y recibir la palabra por fe. La Biblia dice que somos ~ “Renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre (1 Pedro 1.23).

El evangelio falso está vacío de poder

El evangelio falso, por otro lado, es todo intelectual y está cuidadosamente dirigido a la mente, no al corazón. Está desprovisto de cualquier poder espiritual transformador y se basa completamente en tácticas de desempeño personal, como la autoayuda o la superación personal porque es un producto humano de los hombres, no un producto espiritual de Dios. Luego, el evangelio falso siempre lleva a sus seguidores más adentro del reino de Satanás, en lugar de liberarlos de él, al prometer salud, prosperidad y felicidad sin importar el pecado y el afecto de uno por el ‘mundo.’ La Biblia llama al reino terrenal de Satanás ‘el sistema mundial’, que en este momento gobierna sobre aquellos que, sin saberlo, son tomados en cautiverio por los demonios. ~ “Siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Efesios 2.2,3).

¿Gracia o grasa?

El Evangelio de Jesucristo, por el contrario, transportará al oyente del poder de las tinieblas al Reino de Dios. ~ “El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo” (Colosenses 1.13). En el evangelio falso, no hay necesidad de cambio, arrepentimiento, o dejar de pecar. Pretende erróneamente que todo pecado es automáticamente perdonado por la gracia, lo cual es absolutamente falso. ¿Es gracia o grasa? La Biblia cuenta cómo los falsos predicadores convierten engañosamente el evangelio de la verdadera gracia en un falso evangelio grasiento de perversión y lascivia. El Apóstol escribió ~ “Porque algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los que desde hace mucho tiempo estaban destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único Señor, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 1.4). El verdadero lugar de la gracia en la Biblia no es proporcionar una licencia para pecar; es el poder de Dios detener el pecado. El Apostal Pablo escribió ~ “¿Qué diremos entonces? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? ¡Ciertamente no! ¿Cómo viviremos más en él los que morimos al pecado? (Romanos 6.2,3). Jesús encargó directamente a los pecadores que dejaran de pecar, que no continuaran en ello. ~ “Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más” (Juan 8.11).

más”.

La decisión es tuya

En el análisis final, es realmente bastante simple. ¿Tu experiencia del evangelio te está conduciendo más hacia el reino de Dios o hacia el reino de las tinieblas? ~ “¡Adúlteros y adúlteras! ¿No sabéis que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4:4). ¿Te está haciendo enemigo del mundo y amigo de Dios, o te está haciendo amigo del mundo y enemigo de Dios?

Josué 24:15

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Notas

1. Juan 8.32

para obtener más recursos, visite www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Si le gusta lo que lee, tómese un momento y ayúdenos a llevar la palabra de Dios que cambia la vida a más personas. No hay contribución demasiado pequeña, ¡muchas gracias!

haga un click en la imagen

Conviértase en suscriptor y obtenga los siguientes beneficios, así como otras ventajas:

  • Notificación por correo electrónico de todos los blogs publicados
  • 1 podcast al mes
  • Acceso a una colección exclusiva de 40 blogs publicados
  • Acceso a todos los blogs de pago exclusivos para suscriptores

¡Por qué no compartir este artículo con un amigo!

© L. Jonathan Blais 2022 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de La Santa Biblia Reina Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina 1960. Usado con permiso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.