Tres elementos de la Pascua—Parte 1

La celebración apropiada de la Pascua es lo que rompió la espalda de Satanás, destruyó Egipto, que simboliza el poder del reino de las tinieblas, y liberó a los hijos de Dios de la esclavitud en Egipto a la tierra de la leche y miel. La celebración de la Pascua en el Nuevo Testamento es lo que se conoce como Comunión, que Jesús y sus discípulos ordenaron en la Cena del Señor1 solo unas horas antes de la cruz.

La noche del señor

La celebración de la Comunión/Pascua es el instrumento espiritual más elevada y poderosa posible en la tierra en la presente dispensación. La Biblia llama la Pascua/Comunión — LA NOCHE DEL SEÑOR, porque la misma noche que Jesús la instituyó, comenzó el día en que asestó el golpe de muerte eterna a Lucifer en la Cruz del Calvario, liberando para siempre a la humanidad del poder y la opresión de oscuridad. ~ “Es noche de guardar para Jehová, por haberlos sacado en ella de la tierra de Egipto. ESTA NOCHE DEBEN GUARDARLA PARA JEHOVÁ todos los hijos de Israel en sus generaciones” (Éxodo 12.42).

Tres elementos de la última cena

Cómo es que tanto la Pascua como la Comunión han permanecido como un misterio para el 99% de los cristianos es casi tan misterioso como los elementos contenidos en la fiesta y su significado espiritual para el creyente de hoy. La Biblia está llena de simbolismo. Así es como Dios se comunica. Debe aceptarse que quizás las partes más grandes e importantes de la Biblia se comunican a través de alegorías, tipos2 y símbolos. Una gran cantidad de escrituras tratan sobre la comida y las fiestas. La Pascua y la Comunión son excelentes ejemplos de esto. La comida simboliza la doctrina en la Biblia. Hablando de comida y doctrina, Jesús ~ “…respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4.4). Lo que se llama alimento “limpio” en el Antiguo Testamento corresponde a la sana doctrina, y alimento “inmundo” se refiere a la doctrina contaminada. Ahora, se examinarán los tres elementos principales de la sagrada cena pascual y se revelarán sus significados, que son 1) cordero asado, 2) pan sin levadura y 3) hierbas amargas.~ “Entonces comerán la carne aquella noche; asado al fuego, con pan sin levadura [y] con hierbas amargas lo comerán” (Éxodo 12.8).

Asado al fuego

El cordero del sacrificio debe ser asado al “fuego”. El cordero representa a Cristo, que es la Palabra3 de Dios, y el fuego corresponde al Espíritu Santo. Hablando del Espíritu Santo, Juan dijo que Jesús ~ “…os bautizará en Espíritu Santo y fuego” (Lucas 3.16). El fuego con el que se asa el cordero nos habla de la preparación necesaria por la que debe pasar la carne antes de poder comerla. La carne del cordero indica la doctrina en la Biblia de Jesucristo. Un individuo (ministro) calificado debe administrar la carne, la palabra escrita de Dios, al fuego del Espíritu Santo hasta que esté completamente cocida y luego servirla en la mesa (predicar) a los miembros de la familia de Dios. A esto se refiere cuando Jesús dice ~ “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos” (Lucas 4.18).

Hervido y crudo

Tanto Jesús como el resto de los Apóstoles del Nuevo Testamento fueron ungidos con el Fuego del Espíritu Santo antes y mientras predicaban la palabra de Dios. La Palabra de Dios es una espada de dos filos4 — puede matar tan rápido como puede ministrar vida espiritual. Echemos un vistazo a lo que dice el Nuevo Testamento acerca de la importancia de tener ministros ungidos que sean autorizados por Dios para “asar” la carne de la palabra de Dios en el fuego del Espíritu Santo antes de que sea servida (predicada). ~ “El cual también nos hizo suficientes ministros del nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida” (2Corintios 3.6). Tenga en cuenta que no es suficiente tener un certificado de ordenación de cualquier Instituto Bíblico o Seminario. Toda la preparación humana y la falsa autorización es lo que está matando a la iglesia hoy. El único que es capaz de ordenar y enviar a un ministro verdaderamente ungido es Dios mismo. Note lo que está escrito ~ “No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica” (2Corintios 3.5,6). La mayoría de los cristianos de hoy en día no siguen los pasos bíblicos de Dios requeridos para participar en la santa comunión, y el resultado es que están comiendo palabras contaminadas “hervidas” y “crudas” de la Biblia, que solo trae juicio y condenación. Las instrucciones de la cena de Pascua que Dios le dio a Moisés fueron las siguientes ~ “Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas” (Éxodo 12.9). La semana que viene, continuará esta serie especial de mensajes en tres partes.

Juan 1:29

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Notas

  1. 1Corintios 11.20
  2. Hebreos 8.5
  3. Juan 1,14
  4. Hebreos 4.12

© L. Jonathan Blais 2021 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de la La Santa Biblia Reina Valera© 1960. Usado con permiso.

Haga un click aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *