Quien tiene el control!

El amanecer de cada nuevo día anuncia una nueva lista de eventos catastróficos a medida que el mundo parece girar cada vez más rápido y fuera de control. Si no es otro tiroteo masivo o una nueva cepa de virus, es la hiperinflación, el clima extremo o la guerra mundial que se ciernen en el horizonte y presagian la pregunta: ¿Quién tiene el control? El mundo muchas veces parece estar fuera de control, y de hecho muchas veces lo es. ¿Pero por qué? ¿No está Dios en control? Con frecuencia se hace la pregunta legítima: si Dios es todopoderoso y Cristo derrotó a Satanás en la cruz, ¿por qué el diablo y el reino de las tinieblas continúan ejerciendo tanta autoridad en la tierra y sobre la humanidad? Esta es una muy buena pregunta, y comprender correctamente la respuesta le introducirá un gran poder y autoridad en la vida. La respuesta a esta pregunta puede explicarse con precisión en muy pocas palabras.

El propósito eterno de Dios en la creación

La razón por la cual Satanás continúa ejerciendo autoridad en la tierra, incluso después de la victoria ganada por Cristo en el Monte  de Calvario se debe a que después de haber derrotado al diablo y haber recuperado toda autoridad y poder sobre él, Cristo una vez más transfirió toda autoridad al hombre. Veamos el libro de Hebreos ~ ¿Qué es el hombre? — Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas” (Hebreos 2.6-8). La resolución del enigma radica en una comprensión correcta de lo que Dios creó originalmente al hombre para ser. El propósito de toda la creación — la tierra, la luna y las estrellas — es simplemente albergar al hombre. Dios creó a la humanidad para ser los hijos e hijas de Jehová, y por lo tanto, puso todas las demás cosas creadas bajo la autoridad del hombre, incluidos Lucifer y los ángeles. Este es el propósito eterno de Dios en la creación y el destino constituido de Dios para el hombre, y esto nunca cambiará.

Dios y Satanás operan bajo la autoridad humana

Dios se ha unido al hombre de manera tan íntima que si el hombre pierde, Dios también pierde. ~ “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos” (Mateo 16.19). La única forma en que Dios gana a Satanás en la tierra es cuando el hombre gana a Satanás. Por eso es tan importante el trabajo concertado de la iglesia. Los cristianos han abandonado la iglesia y han dejado al diablo a cargo … luego se encogen de hombros con indiferencia con las manos en los bolsillos. ~ “Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo” (Efesios 1.22,23). Y esto introduce el hecho de que la única razón por qué Satanás puede hacer cualquier cosa en la tierra ahora es porque el hombre lo permite. Todo lo que Satanás y los ángeles caídos (demonios) hacen, lo hacen a través de la autoridad humana.

Tomando el lugar de Dios

Es la colaboración pasiva e ignorante del hombre con el diablo lo que le permite continuar operando en la tierra. Imagina lo que sucedería si un reino fuera dado a un niño ignorante y rebelde que se negara a reconocer su oficio de autoridad … sería un caos total. Es por esta razón que Jesús ordenó a todos los cristianos que ‘buscaran primero el reino de Dios.’ Pero ellos no lo hacen. En cambio, cuando van a la iglesia, buscan primero su propia comodidad e intereses personales, no el reino de Dios. Reinar con Dios es un negocio serio que requiere mucho trabajo y aprendizaje. Él dijo ~ “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6.33). Jesús enseñó que en la era actual el reino de Dios sufre violencia solo porque el reino ha sido sometido a hombres que se niegan a tomar el lugar que Dios les ha asignado y reinar sobre los enemigos de Dios. ~ “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan” (Mateo 11.12). El problema principal no es tanto el diablo ni los pecadores; la mayor parte de la responsabilidad de las crisis actuales en la tierra son los cristianos que han abandonado su responsabilidad, porque la autoridad y el poder para actuar residen en sus manos. Jesús dijo ~ “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará” (Lucas 10.19).

Por qué Jesús se convirtió en hombre

Esto explica la encarnación completa de Jesús. Cristo nunca derrotó a Satanás como el ‘Hijo de Dios;’ El derrotó a Satanás como el ‘hijo del hombre.’ Aquellos que piensan que la cruz fue una guerra entre Dios y el diablo están completamente engañados. Satanás y todos sus secuaces serían eviscerados instantáneamente si trataran de luchar directamente contra Dios. Porque Dios instaló legalmente al primer hombre Adán como la autoridad oficial sobre toda la tierra, y Adán transfirió legalmente a Satanás la autoridad que Dios le dio, era necesario que un ‘hombre’ debidamente calificado viniera y recuperara la autoridad que un hombre (Adán) le dio a Lucifer. Veamos el primer capítulo de la Biblia en el original ‘contrato de arrendamiento de tierra’ que Dios le dio a Adán en el Jardín del Edén ~ “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos… llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1.26,28). Jesús enfrentó al diablo como un hombre sin pecado nacido de una mujer, lo venció y luego reinstaló a los hijos de Dios como la autoridad dominante en la tierra. La autoridad readmitida al hombre en la tierra opera únicamente a través de la iglesia, que es cómo el hombre se reinstituye como la ‘cabeza de toda autoridad* y poder.” Mientras los cristianos continúen viendo la iglesia de Dios como una cafetería religiosa, donde puedan relajarse y entretenerse, el mundo seguirá sujeto a Satanás y los poderes de las tinieblas. Del mismo modo, tan pronto como los cristianos comprendan la gravedad del papel que Dios ha delegado a la iglesia, dejen de jugar juegos religiosos y tomen su lugar como gobernantes en el Cuerpo de Cristo sobre la tierra, y aprendan cómo reinar, el enemigo pronto será sometido y subyugado. Esto es de lo que Jesús estaba hablando cuando dijo ~ “Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos” (Mateo 16.18-19).

Romanos 5.17 

Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.

© L. Jonathan Blais 2021 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de la La Santa Biblia Reina Valera© 1960. Usado con permiso.

www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Haga un click aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *