De tinieblas a luz

Si Satanás ha sido derrotado, ¿por qué los cristianos deben seguir luchando contra él? La derrota de Satanás por Jesucristo en la cruz del Calvario significa que el diablo no tiene más poder, autoridad o derecho para subyugar a la humanidad. A través del conocimiento y la fe en el Evangelio de Jesucristo, el reino del mal queda completamente impotente sobre el hombre. La Biblia dice ~ “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo” (1Juan 3.8). Jesús vino con el propósito y diseño específicos de hacer nada menos que absolutamente ‘destruir’ todas las obras del diablo. Y ‘eso’ es exactamente lo que hizo. Sin embargo, no privó al hombre de su libre albedrío, lo que habría reducido efectivamente a la humanidad a una raza de robots. Tampoco quitó al enemigo de la tierra. En cambio, Dios le dio al hombre la victoria y la autoridad sobre Satanás, y dejó que el hombre decidiera si el reino de las tinieblas puede operar en la tierra o no. Cristo dijo ~ “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará” (Lucas 10.19).

Satanás derrotado

Para entender correctamente la victoria de la humanidad sobre Satanás a través de la cruz de Jesucristo, uno debe comprender primero la victoria del diablo sobre la raza humana que ocurrió en el Jardín del Edén. ~ “Porque, así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1Corintios 15.22). Cuando la Biblia dice que ~ “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo” (1 Juan 3.8), se trata principalmente de la obra de Satanás en el Jardín del Edén. En la cruz, Jesús destruyó la muerte espiritual que sobrevino a todos los hombres a través del pecado de Adán. ~ “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre [Adan], y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5.12). Satanás tenía una ventaja injusta sobre la raza humana porque todos los hombres estaban espiritualmente muertos, lo que significa que tenían la naturaleza pecaminosa de Satanás y estaban “separados” de Dios. Cuando Jesús se levantó de entre los muertos, introdujo el nuevo nacimiento y borró esta ventaja injusta del enemigo. Ahora, todos los hombres pueden ‘nacer de nuevo’,1 por lo cual son hechos uno nuevamente con el Espíritu de Dios y reciben la naturaleza divina (sin pecado) de Dios. Obviamente, esta es una gran ventaja del hombre sobre Satanás que abre un sinfín de recursos espirituales superiores.

Batalla por la mente

Ahora, cada hombre y mujer puede decidir por sí misma si escuchará a la serpiente y continuar comiendo del árbol del conocimiento de mal, o si obedecerán a Dios al rechazar el conocimiento del mal y la oscuridad y en su lugar elegirán participar solo del árbol de vida (conocimiento de la vida espiritual). La única razón por la cual el enemigo puede ocupar tanta presencia en el mundo hoy es porque una gran parte de la raza humana continúa ‘eligiendo’ comer⁴ del conocimiento del mal, lo que da al diablo, una vez más, entrada en la vida de ese individuo y, a través de su vida, en el mundo en general, a través del cual el mal puede llevarse a cabo en la tierra. Cada hombre, mujer y niño está en una batalla constante entre el conocimiento espiritual, o lo que la Biblia llama ‘luz’, y la proliferación del conocimiento del mal, mediante el cual el reino de las tinieblas puede operar. Incluso aquellos que han nacido de nuevo están en constante peligro de caer en el engaño y las tentaciones del enemigo, sin embargo, la mayoría se contenta con seguir jugando con el diablo en lugar de dejar todo y seguir a Jesús, que es la Palabra2 de Dios. ~  “Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron” (Lucas 5.10,11). Pero la mayoría de los cristianos no están interesados ​​en el conocimiento de Dios. Están más interesados ​​en los sentimientos. Para su propia perdición, en lugar de dejarlo todo y seguir la verdad, como los discípulos”, prefieren quedarse en lugares donde la carne se satisface y el espíritu se descuida. Están más interesados ​​en las comodidades carnales que en el crecimiento espiritual, hasta que terminan fatalmente enfermos o son réprobos espiritualmente y es demasiado tarde. Sin embargo, el remanente elegido de Dios permanece fuerte en todas las generaciones y de ninguna manera o forma tendrá nada que ver con las malas obras de las tinieblas o los deseos y engaños de la carne.

El sermón de Jesús

Considera lo que Jesús dijo sobre esto. ~ “Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” (Juan 13.19-21). Aquellos que han rechazado el amor3 de la verdad y se han enamorado de una mentira, no tendrán excusa ante Dios cuando se encuentren donde no deberían estar. ~ “Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mateo 8:12).

Hechos 26:18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

Notas

1. Juan 3.6

2. Juan 1.14

3. 2Tesalonicenses 2.10

4. Génesis 2.16-17

© L. Jonathan Blais 2021 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de la La Santa Biblia Reina Valera© 1960. Usado con permiso.

www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Haga un click aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published.