Cebo demoníaco

¿Qué tienen que ver los demonios con la comida? ―¡todo! Dios usa comida natural en la Biblia para representar la comida espiritual, y el tipo de comida que millones de personas consumen cada día está abriendo la puerta al enemigo tal como lo hizo con los hijos de Israel cuando se cansaron de escuchar la palabra pura de Dios ~ “Nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. Y Jehová envió entre el pueblo serpientes [demonios] ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel” (Números 21.5,6). ¿Por qué se les permitió a estos demonios atacar al pueblo de Dios? …porque se habían cansado de comer la doctrina pura del pan de vida, el maná sobrenatural que Dios les había señalado y fielmente les había dado. Se alejaron de la palabra al necio balbuceo humano, al igual que lo que está sucediendo hoy. Dijeron: ~ “Nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano [maná].”

Alimento Espiritual

Como se retrata repetidamente, la comida que elijas traerá demonios, enfermedades y muerte; o Jesús, curación y vida eterna. Jesús mismo dijo, ~ “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es…y yo le amaré, y me manifestaré [venir] a él” (Juan 14.21). Jesús enseñó claramente que las voluminosas leyes del Antiguo Testamento sobre alimentos limpios e inmundos representan doctrinas verdaderas y falsas, o enseñanzas y predicaciones saludables y no saludables. Echemos un vistazo a lo que dijo ~ “Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos” (Mateo 16.6,12). Aquí nuevamente, es evidente que la comida (levadura) representa “la doctrina de los fariseos.” Jesús se llama a Sí mismo, Su doctrina, “el pan2 de vida” porque Él es la Palabra3 de Dios (doctrina).

Una dieta mortal

Uno nunca puede comprender la Biblia o saber quién es Jesús hasta que entiende que Jesucristo es la palabra de Dios como se declara claramente4 en las Escrituras. ~ “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne [Jesús], y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Juan 1.1,14). Jesús mismo está simbolizado por el Pan, o más bien por el maná, y su sangre, como veremos en breve, simboliza¹ el Nuevo Testamento. ~ “Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo” (Juan 6.48,49,51). Gran parte de las tinieblas que invaden nuestras ciudades se debe a que los cristianos se han cansado de escuchar la sana doctrina y se han desviado5 de la sana doctrina a las fábulas y la psicología y el razonamiento puramente humano, habiendo rechazado el “amor a la verdad,” como está profetizado de presagiar el fin de la era.

El Anticristo actuará

~ “Con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos” (2Tesalonisenses 2.10). A medida que nos adentremos más en los últimos días y nos acerquemos al final de la era, serpientes demoníacas con un aguijón peligroso peor que la muerte volverán a ser desatadas sobre la faz de la tierra, tal como lo fueron hace miles de años en los días de Moisés, pero esta vez tomarán la forma de saltamontes del infierno. ~ “Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses” (Apocalipsis 9.2,3,10).

El Vino de Su Sangre

Al igual que en los días de Moisés, la única forma de escapar de su aguijón infernal será la comida. Esta vez será vino en lugar de pan, lo que completa el símbolo bíblico de la Comunión/Pascua, el pan y el vino, que son los elementos de la comunión. Esos cristianos que habitan la Tierra en el tiempo del fin vencen al Anticristo y todas sus hordas de demonios por el vino [alimento] de la sangre del Cordero, es decir, por comer el alimento espiritual de la doctrina del Nuevo Testamento. ~ “Y ellos [los cristianos] le [el Anticristo] han vencido por medio de la sangre [alimento espiritual] del Cordero” (Apocalipsis 12.11). Los cristianos del Nuevo Testamento al final de la era, como Moisés y los hijos de Israel, vencen la picadura de fuego de las langostas demoníacas parecidas a escorpiones por la calidad de la comida que eligen a festejar cada domingo, ese es el alimento espiritual, bebiendo profundamente del vino puro de la doctrina no adulterada del Nuevo Testamento.

1Corintios 11.25

Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.

Notas

1. Marcos 14.24

2. Juan 6.48

3. Juan 1.14

4. Apocalipsis 19.13

5. 2 Timoteo 4.3-4

© L. Jonathan Blais 2022 Todos los derechos reservados. Escritura tomada de La Santa Biblia Reina Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina 1960. Usado con permiso.

para obtener más recursos, visite www.iglesiavictoriaenlaroca.com

Si le gusta lo que lee, tómese un momento y ayúdenos a llevar la palabra de Dios que cambia la vida a más personas. No hay contribución demasiado pequeña, ¡muchas gracias!

haga un click en la imagen

Leave a Reply

Your email address will not be published.